adelgazar durmiendo

¡Adelgazar durmiendo!

Pues sí, se puede adelgazar durmiendo, es más, se debe adelgazar durmiendo. Desde tiempos remotos, nuestras madres y abuelas nos decían que no durmiésemos tanto, que por eso engordábamos. ¡Claro! Si no te mueves ¿cómo vas a gastar calorías?

Es creencia es completamente falsa y es que, aunque nuestro cuerpo este durmiendo, descansando, necesita quemar calorías para mantener el metabolismo activo (respiración, temperatura corporal…) es lo conocido como metabolismo basal y se calculan tomando como medidas nuestro sexo, edad y peso.

El secreto de adelgazar durmiendo:

Por cada kilo que pesemos, nuestro organismo gastará cada hora 1 kcal aproximadamente para mantenernos “vivos” aún estando en reposo. Es decir, si pesamos 80 kilos y el día se compone de 24 horas, aunque estemos un día entero tumbados en la cama (bendito domingo!) gastaremos 80×24=1.920 kcal. Eso gastará nuestro cuerpo aunque no nos movamos un ápice.

Como nota curiosa os contaremos que durante el sueño es cuando nuestro cuerpo genera la conocida hormona del crecimiento. Esta es la razón por la que a los niños, que están en edad de crecer, se les recomienda dormir más horas que un adulto. Para tener un crecimiento fuerte y sano.

Fíjense en la importancia del sueño para estar en forma: Varias atletas de élite, cuentan orgullosas (y quizás también para provocar cierta envidia), que llegan a dormir más de 12 horas al día. Incluyendo interminables siestas de hasta 3 horas. Un truco que, según ellas, utilizan para mantenerse en forma.

Por estas razones, si estamos a dieta y hacemos cierto ejercicio, no hay nada mejor que dormir y descansar bien. Olvidémonos de esas maratorianas horas gastadas en la noche delante del ordenador, el teléfono móvil o la tablet. Si nuestra meta es perder peso, olvidemos todas las distracciones innecesarias que nos producen estrés y nos quitan sueño. La célebre frase mente sana en cuerpo sano nunca ha tenido más razón. Por nuestra salud, descansemos, no podemos vivir durmiendo 4 horas diarias por un ritmo de vida tan elevado. La salud es lo primero y encima ¡adelgazando!

 

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*