Dieta del Pomelo – Menu y Plan 12 días

0

La dieta del pomelo es una dieta para bajar de peso, muy baja en calorías, diseñada en torno al pomelo. Esta dieta es de principios del siglo XX, sigue aun de actualidad y, aunque a nuestros ojos la veamos algo desfasada (y poco estricta), si funcionaba entonces, también debería funcionar ahora.

La idea de que un fruto pueda tener tanta propiedades milagrosas para bajar de peso, como nos dicen con la dieta del pomelo, puede parecer una exageración o tontería. Sin embargo, el pomelo es una fruta maravillosa, muy rica en fibra y vitamina C. Usarlo como base de una dieta puede sonar extraño, pero vamos a analizar como funciona una de las diferentes dietas del pomelo que hay en circulación, la más general. La dieta del pomelo de los 12 días

Menú de la dieta del pomelo – 12 días

Desayuno: Medio pomelo o en su lugar un vaso de zumo de pomelo (sin azúcar) Dos huevos (de cualquier tipo) Dos lonchas de bacon

Almuerzo: Medio pomelo o el vaso de jugo de pomelo Carne (da igual la clase y forma de cocinarla) Ensalda (lo mismo, de cualquier tipo)

Cena: Otra vez medio pomelo o el zumo de pomelo A elegir entre carne y pescado (sin restricciones) Legumbras y/o hortalizas

Para antes de dormir tomaremos 1 vaso de zumo de tomate natural o 1 vaso de leche desnatada.

Verduras permitidas: Cebolla roja y morada, pimientos, rábanos, pepinos, brócoli, espinacas, lechuga, repollo, zanahoria, guisantes

Verduras prohibidas: Cebolla blanca, apio y patatas

alimentos pomelo

Consejos para seguir la dieta

– En cualquier comida del día debemos comer hasta que nos quedemos sin hambre (suena raro, ¿no?)

– No omitir ningún alimento de la dieta del pomelo por extraño que nos parezca (como el bacón) u omitir las ensaladas. La combinación de estos alimentos son los que consiguen quemar la grasa y el pomelo actúa como activador de este proceso.

– Reducir el consumo de café, intentemos que solo sea una taza por día.

– No picar entre comidas, si hacemos caso al primer punto -comer hasta saciarse- no deberíamos sentir hambre.

– En la dieta del pomelo se eliminan todo tipo de azúcares, sin embargo te permite cocinar con mantequilla o aceite.

– Se puede duplicar las cantidades de carne, ensalada o verduras que comamos, no hay problema, siempre hasta sentirse lleno, sin embargo están prohibidos los postres y el pan.

Conclusiones

Los expertos creen que esta dieta, gracias a las propiedades del pomelo, reduce los niveles de insulina y este estimula de pérdida de peso haciéndolo actuar como quemagrasas. Esta dieta tiene mucho tiempo, en la actualidad se sigue haciendo pero, como hemos evolucionado mucho desde entonces, si padecemos algún problema como diabetes o estamos bajo medicación no deberíamos intentar esta dieta, ya que el pomelo puede actuar contra algunos medicamentos haciéndolos reaccionar de otra forma. Lo mejor es consultar con nuestro doctor de siempre y que nos aconseje si podemos ingerir esa cantidad de pomelo diaria.

Por último decir que es una dieta de 12 días. Después de esos doce días, se deben descansar dos días, que coincidiría con un fin de semana completo cada dos semanas. Para poder recuperar nutrientes que no hayamos podido ingerir esos días. Hagámoslo con un poco de cabeza y no comamos con gula en esos días de descanso.

Comparte

Deja un comentario