dieta para un vientre plano

Dieta Para Un Vientre Plano

¿Tenemos una bonita figura y nos fastidia un vientre demasiado hinchado? Muchas veces esos pequeños detalles nos ponen de mal humor. Si estamos dispuestas a tener un vientre plano, aquí mostramos la dieta para ello.

Por motivos biológicos, la grasa que se acumula en el abdomen es una de las más difíciles de eliminar. La razón es que ahí se almacenan las reservas de energía ante un posible o futuro embarazo, por este motivo una dieta simple no suele ser suficiente para tener una barriguita lisa. Ahora vamos a dar una serie de consejos alimenticios con los que podremos configurar una dieta para un vientre plano.

Alimentos para un vientre plano:

  • La fibra. Comer mucha fibra es imprescindible si se quiere lucir un vientre fino. La falta de ella produce estreñimiento y por ello se acumulan y retienen líquidos y grasas. Ya sabemos de donde sacar fibra: de frutas, verduras y cereales integrales.
  • El peligro de los hidratos de carbono: Son fundamentales si queremos hacer una dieta saludable, pero siempre manteniéndolos a raya. Un exceso de carbohidratos provoca hinchazón de vientre y retención de líquidos. A la hora de consumirlos es mejor tomarlos por la opción de “hidratos de carbono integrales” como son el arroz y la pasta, ya que nos aporta también la fibra que necesitamos.
  • ¿Qué creéis que nos falta para incluir en una dieta para un vientre plano? Lo habéis adivinado: El agua. Dos litros de agua diaria. Insistimos en ello una y otra vez y es que, uno de los motivos que hacen fracasar las dietas es la poca agua que bebemos al día, sustituimos esas dosis por refrescos y eso mata cualquier dieta efectiva. Hay que tomarlo como un dogma: Mínimo dos litros de agua al día.
  • ¿Por qué no puedo tomar refrescos? Porque las bebidas carbonatadas producen gases e hinchazón en la barriga y el CO2 de estas bebidas hace que vaciemos el estómago más lentamente. Las refrescos con gas son nuestro enemigo número 2 para el vientre plano.
  • Moderación con la sal: Una de las desventajas de la sal es que el sodio que contiene provoca retención de líquidos que suelen acumularse en la barriga. Lo ideal para tener una ingesta sana de sal es no pasarse de una cucharadita diaria. Debemos repartir esa cucharadita entre todas las comidas del día. Recordemos que muchas especias sanas pueden potenciar el sabor de nuestros platos.
  • ¡Cuidado con los chicles! Este consejo no suele aparecer a la hora de confeccionar una dieta para un vientre plano. El secreto es que mientras mascamos chicle tragamos muchísimo aire que, aunque no engorde, va directo a nuestro estomago y provoca que este se hinche.
  • Las verduras debemos tomarlas hervidas, nunca crudas. El motivo es que de esa forma ocuparan mucho menos espacio en nuestro estómago y reducirá la forma hinchada del vientre.
  • Ni fritos ni grasas: La razón es muy sencilla. Al tener tantas grasas saturadas, la digestión de estos alimentos es muy lenta por lo que, tendremos muchas más horas el estómago hinchado.

Si nos fijamos, de estos 8 consejos muchos provocan que tengamos el estómago hinchado. Quizás pecando en solo un punto no se nota, pero si en nuestra dieta diaria añadimos todos estos puntos, evidentemente, aunque estemos en forma, nuestro vientre no se verá plano.

Siguiendo estos consejos junto a una vida poco sedentaria, tener el vientre plano no supondrá ninguna dificultad.