Aceite de Argán – El aceite más saludable

aceite de argan

Si hay un tipo de aceite que su popularidad ha crecido como la espuma, no tendremos la mínima duda de que estamos hablando de el aceite de argán. Aunque la vida de este (hoy) conocido aceite es larga, no ha sido hasta que científicos y nutricionista del mundo se han puesto manos a la obra investigándolo, cuando hemos descubierto la multitud de beneficios que tiene. Si en España presumimos de tener una magnífica dieta mediterránea gracias, entre otros alimentos, de nuestro aceite de oliva, el aceite de argán nos multiplicará esos efectos beneficiosos.

Un aceite que se preocupa por ti

Todos los aceites tienen una misma base común, sin embargo la pequeña diferencias a nivel químico de unos y otros son los que hacen las gran diferencia en nuestro organismo. Por ejemplo, la vitamina E es muy abundante en el aceite de argán, la cual es magnífica para poner en marcha nuestro metabolismo (ya sabemos que importante resulta esto para perder peso) aparte de ser un gran antioxidante (otro punto que de sobra conocemos su importancia) y preserva al organismo de la formación de moléculas tóxicas.

Advertisement

No estamos ni más ni menos que hablando de las propiedades de una vitamina, no hay que ser ningún genio para saber que nuestra salud nos lo va a agradecer a largo plazo, pero aún hay más: Su cantidad de polifenoles, esteroles y carotenoides nos complementan de muchas otras formas que vamos a ver a continuación:

Es un alimento que nos ayuda a prevenir problemas relacionados con el corazón, nuestra piel también agradecerá el aceite de argán e incluso si miramos a nuestras uñas (un síntoma y clave para analizar la salud de una persona) veremos que vuelven a crecer sanas y fuertes si hemos pasado algún momento de desorden digestivo. Algo que puede llegar a pasar si seguimos dietas sin control o nos fiamos de lo primero que nos dice el vecino. Insistimos siempre en todos los artículos: Un médico o nutricionista colegiado es nuestro mejor aliado.

Aceite de Argan para comenzar una dieta

Pocos efectos negativos tiene el aceite de argan que no pueda tener otro tipo de aceite. Por supuesto su abuso, como con cualquier otro producto, deja de ser beneficioso. Pero, tomemos nota de las tendencias en los restaurantes más elitistas: Están comenzando a sustituir el clásico aceite por el de argán, por temas de salud y por sabor y es que, todo chef que ansíe tener su estrella michelin, tiene que buscar darle lo mejor a sus clientes.

Por esta razón, y si nos podemos permitir su precio, si nos vamos a lanzar a comenzar una dieta equilibrada y saludable, que incluya aceite en la misma, es un acierto usar aceite de argán en la misma. Nuestra salud, nuestro peso y nuestro colesterol nos lo agradecerán.