Dieta Scarsdale – Perder 10 kgs en 2 Semanas

adelgazando con la dieta scarsdale

Continuamos nuestra aventura para adelgazar con salud con una dieta para quemar grasa muy efectiva y rápida. Hablamos como no de la dieta Scarsdale, pensada sobre una base de las famosas dietas disociadas. Continuemos pues aprendiendo en que consiste la dieta Scarsdale

Conociendo la dieta Scarsdale

El primer punto es, como insistimos, en explicar que se trata de una modificación de la dieta disociada que seguro todos conocemos.

Advertisement

Para aquellos que aún no la han descubierto, os contamos que este tipo de dietas consiste en tomar muchas proteínas y evitar -sin perder salud- los carbohidratos y azúcares tan perjudiciales. De esta forma, nuestro cuerpo al no contar con la cantidad acostumbrada de hidratos de carbono, tirará de las reservas de grasas para conseguir funcionar.

Y ahí está el truco y el secreto de la dieta scarsdale para adelgazar. Nos propone un plan de 15 días donde, si se lleva a rajatabla, poder adelgazar 10 kilos en esos 15 días. Al principio incluso se perderá un kilo diario, estabilizándose poco a poco hasta llegar a los prometidos diez kilos.  

Con una bonita presentación hasta tienen buena pinta los platos de la Dieta Scarsdale

En la dieta scarsdale, sinceramente, se pasa mucha hambre, ya que esta diseñada para consumir apenas 1.000 calorías diarias. Desgraciadamente la dieta scarsdale no está diseñada para todo el mundo, al ser una dieta tan extrema, no está recomendada para personas con problemas físicos o de salud (diabetes, etc).

Así pues el target de esta dieta será personas adultas, sin problemas de salud y que no hagan ejercicio (con la poca cantidad de calorías que ingeriremos con la dieta scarsdale, el realizar ejercicio físico nos provocará un sobregasto de energía poniéndonos en riesgo).

Trucos y Normas Básicas

Como dijimos, es una dieta muy estricta, así en esta dieta no se permite, entre otras cosas: – Tomar alcohol, solamente como bebida estarán permitidas el agua, café, té y gaseosa (dietéticas) – Hay que comer exactamente lo indicado, nunca más – Entre comidas solamente está permitido el apio y la zanahoria (toda la que guste) – No se deben aliñar las ensaladas el truco está en que podemos hacerlo con limón o vinagre (prohibido el aceite) – No se puede cambiar ningún ingrediente – No hacer la dieta nunca más de quince días seguidos, entraremos en un problema de salud

Menú para la Dieta Scarsdale

Vamos a poner un ejemplo de menú para la dieta scarsdale, el desayuno será siempre el mismo todos los días, e iremos variando almuerzo y cena los días restantes.

Comenzamos con el menú de la dieta scarsdale:

  • Desayuno: Medio pomelo o fruta de temporada (salvo plátanos), media rebanada de pan integral, y café o te (sin azúcar ni leche). Añadimos que se puede tomar tanto café como te después de las comidas (almuerzo y cena) para no repetirnos lo obviaremos en el menú semanal. Nos sirve para todos los días.

Lunes Almuerzo: Fiambre bajos en grasa (de pollo, pavo, etc). Evitamos chorizo y otros más fuertes. Tomates cortados, a la plancha o cocinados a fuego lento. Cena: Pescado o marisco de cualquier tipo; Ensalada mixta de hojas y vegetales, al gusto; 1 rebanada de pan de proteínas ; y fruta de la temporada.

Martes: Almuerzo: Ensalada de frutas (todo lo que quiera) Cena: Hamburguesa 0% grasa a la plancha con tomates naturales, apio, aceitunas y pepino (al gusto)

Miercoles: Almuerzo: Salmón o atún con limón o vinagre, fruta de temporada (esto lo podemos ir variando, por ejemplo podemos tomar melón si disponemos de él) Cena: Dos o tres costillitas de cordero, con lechuga, tomate, apio (como el día anterior)

Jueves: Almuerzo: Dos huevos, requesón bajo en grasa, calabacín y tomates naturales (a fuego lento o en rodajas) una rebanada de pan integral Cena: Pechugas de pollo a la plancha (la cantidad que queramos), espinacas, pimientos verdes y habichuelas (crudas o hervidas)

Viernes: Almuerzo: Queso bajo en grasa, espinacas (toda la que queramos) y pan integral Cena: Lo mismo que el lunes (pescado o marisco con ensalada)

Sabado: Almuerzo: Ensalada de frutas Cena: Pavo o pollo a la plancha (como el jueves en la cena, salvo que lo tomaremos con tomates y lechuga)

Domingo: Almuerzo: Embutidos light (pavo o pollo) con tomates, zanahorias, col o coliflor Cena: Bistec a la parrilla, ensalada de lechuga, tomates, apio y pepinos (en rodajas) En la segunda semana volveremos al lunes, así hasta terminar los 15 días de dieta.

Conclusiones

La dieta scarsdale nos obliga a llevar este menú a rajatabla, si bien es bastante tolerable con las cantidades, la variedad de alimentos no es mucha, pasaremos hambre y momentos de bajón, así que ánimo a todo el mundo que intente esta dieta, ya que la dieta scarsdale es difícil de seguir, pero quince días se pasan rápidos y los resultados seguro que valen la pena.