La Dieta Smart Plan de 7 Días

dieta smart plan 7 dias

Hoy vamos a explicar un plan de una dieta que está teniendo mucho éxito, la dieta Smart, porque ¿cuántas veces hemos comenzado una dieta pero después de unos días, a consecuencia de nuestro mal humor y esas faltas de energías hemos tirado la toalla?

Normalmente cuando hacemos una dieta restringimos muchas calorías en nuestro cuerpo, lo que sí, nos ayuda a adelgazar, pero también quitamos el “combustible” que necesitamos para vivir. Vamos a ver como perder peso sin necesidad de sentirnos tan débiles gracias a la dieta Smart (la dieta inteligente).

Advertisement

Comer más veces al día:

Cuando no desayunamos, normalmente comemos muchísimo más en el almuerzo. Podríamos sumar entre las dos comidas el mismo número de calorías (sin desayuno+almuerzo copioso = desayuno + almuerzo pequeño).

Las comidas copiosas nos hacen sentirnos más débiles, ya que el cuerpo necesita mucha más energía para hacer la digestión. Fijémonos que usamos aproximadamente el 10% de nuestra energía diaria en digerir los alimentos.

Cuando comemos en exceso, la digestión va “a toda máquina”, pidiendo aún más energía para digerir todos esos alimentos, dejando a nuestro cuerpo agotado. Tomar porciones pequeñas a lo largo del día nos ayudarán a no sentirnos tan débiles.

La dieta smart: Llevando siempre agua encima

El agua nos ayuda a regular la temperatura corporal, elimina desechos, transporta nutrientes a las células y protege articulaciones y órganos.

Si nos falta el agua, nuestro cuerpo funcionará más difícilmente, sintiéndonos cada vez más agotado. Es incluso bastante probable que nuestras ganas de picotear a media tarde sea en realidad una necesidad de nuestro cuerpo de beber agua. Hagamos la prueba, la próxima vez que tengamos ganas de picotear, tomémonos un vaso de agua, seguro que si no se nos han quitado las ganas, tendremos bastante menos.

El movimiento:

El ejercicio se incluye en casi cualquier dieta, no solamente porque quemamos calorías, sino porque mantiene nuestro nivel de energía.

Cualquier actividad que eleve el ritmo cardíaco (andar, montar en bici,etc) hace circular más oxígeno a nuestros pulmones. Conforme mejor sea nuestra circulación, más energía tendremos.

Las horas de sueño y el estrés:

Según la dieta smart, el sueño es un elemento crítico en la pérdida de peso, ya que es el momento en que nuestro cuerpo carga las pilas.

También la falta de sueño nos nubla el pensamiento y somos más susceptibles a la tentación de picar dulces y derivados.

Controlar el estrés también es importante. El estrés puede inducir un cambio fisiológico que nos dificultará aún más el bajar de peso. En esos casos el cuerpo produce una hormona llamada cortisol que estimula que las células de grasa se acumulen en el abdomen como respuesta al estrés.

menu dieta smart
Plato típico de la dieta smart

La dieta Smart – Menú:

Ya tenemos presentes los hábitos que nos recomiendan en la dieta Smart, si somos capaces de comprometernos a este plan de 7 días, tendremos un buen punto de partida para bajar de peso, acostumbrarnos a comer bien y sentirnos más sanos y fuertes. Aquí el plan de 7 días de la dieta Smart:

Dia 1:

Desayuno: Avena con leche desnatada, media tajada de melón y café o té.

Almuerzo: 1 lata de atún (escurrido, sin aceite), 1 trozo de lechuga, 2 corazones de alcachofa, 1 tomate, una porción de queso bajo en grasa.

Cena: Pollo a la plancha, una patata pequeña al horno y un poco de ensalada mixta. Una pera para el postre.

Dia 2:

Desayuno: 1 gofre (sin chocolate), yogur bajo en grasa, 1 manzana mediana y café o té.

Almuerzo: Ensalada de: Lechuga, col picada, espinacas, pepino, cebolla roja y brócoli. Podemos adornar la ensalada con un poco de queso bajo en grasas.

Cena: Salmón a la parrilla, 8 espárragos cocidos al vapor y 1 boniato al horno.

Día 3:

Desayuno: Pan integral con mantequilla, café o té.

Almuerzo: Pollo a la plancha, un poco de lechuga, 2 corazones de alcachofa, un tomate, media taza de fruta picada y un yogur desnatado.

Cena: Fletán a la plancha, media taza de brócoli al vapor, lechuga con 1/2 taza de queso cottage bajo en grasa y una manzana.

Día 4:

Desayuno: Cobbler de frutas (un desayuno fácil y rápido de la dieta smart, hay muchas recetas en internet). Café o té.

Almuerzo: Sandwich de pavo cocido con lechuga picada, medio tomate en rodajas. 1 naranja o mandarina de postre.

Cena: Burrito o taco de verduras (con espinacas, lechuga, tomate en dados, queso bajo en grasa y cebolla roja). 1 naranja de postre.

Día 5:

Desayuno: Tortilla de 1 yema más 3 claras de huevo. Media taza de espinacas picadas y hervidas. Pan integral para acompañar.

Almuerzo: 1 patata al horno con un poco de queso bajo en grasa (2%). Ensalada mixta.

Cena: 2 hamburguesas de pollo con tomate y lechuga (en la dieta smart nos recomiendan no usar el pan clásicos de las hamburguesas, y tomarlas en plato con un poco de pan integral para acompañar.)

Día 6:

Desayuno: 2 rebanadas de pan integral tostado, usemos queso para untar en ellas. Media tajada de meón y el cásico café o té.

Almuerzo: Una lata de sopa baja en grasa (ya preparada para calentar en el microondas), una tortilla y un poquito de tomate y lechuga.

Cena: Carne de ternera a la brasa, 6 espárragos al vapor.

Día 7:

Desayuno: 2 huevos duros, 2 arádanos frescos, un yogur y café o té.

Almuerzo: Ensalada mixta a la que añadiremos pavo cocido en rodajas. Podemos usar pan de pita para servirnos la ensalada y hacerla más interesante.

Cena: Burritos de pollo. Al ser el último día un burrito de pollo con sus correspondientes verduras (lechuga, tomate, etc) con la libertad de echarle salsa picante y una naranja de postres.

Este es un plan de 7 días de la dieta Smart con la que seguro que perderemos muchos kilos en sólo una semana. Si somos constantes con esta dieta y si conseguimos cumplir la primera semana, podemos intentar una segunda semana igual, donde seguro perderemos más peso y evitaremos el indeseable efecto rebote que producen muchas dietas express. En la dieta Smart nos acostumbraremos a comer sano y sentirnos mejor.