IMC Obesidad Mórbida – Tabla de Obesidad y Calculadora

obesidad morbida imc

Cuando entramos en los términos de obesidad mórbida, estamos pasando la línea de lo puramente estético para convertirse en un grave problema de salud.

Desde un pequeño resfriado hasta un cólico poco grave, lo tratamos como enfermedad, siendo su gravedad poco o nada relevante. ¿Por qué razón consideramos enfermedad algo tan poco dañino y no consideramos como tal la obesidad mórbida? La salud se deteriora de forma notable cuando padecemos obesidad mórbida, no solamente su parte psicológica que puede afectarnos de forma emocional en un mundo donde se rinde culto al cuerpo, no, los problemas que acarrean de salud son bastante mas perjudiciales.

Advertisement

Como saber si tenemos obesidad mórbida: El IMC

La forma de calcular si estamos dentro del factor de riesgo, es calcular nuestro IMC (índice de masa corporal). Cuando esta es mayor de 40 puntos estamos dentro de la obesidad grado III (mórbida).

Para calcularlo es tan fácil como coger una calculadora y dividir nuestro peso en nuestra altura al cuadrado (en metros). Por ejemplo si medimo 1’65m y pesamos 109 kilos. Debemos multiplicar esos 1’65 por si mismo (1,65×1,65=2,722). Ahora dividimos los kilos por ese número: 109/2,722=40,0 justo el límite de la obesidad mórbida.

Para hacerlo todo más sencillo, aquí incluimos una calculadora muy sencilla de IMC, solamente necesitamos introducir nuestro peso en kilos y nuestra altura en centímetros (1,65m = 165) del ejemplo anterior.

CALCULO DEL PESO IDEAL IMC (Indice de Masa Corporal)

Peso en kg.:

Altura en cm.:



IMC:


Leyenda:

 

A continuación dejamos una tabla de obesidad orientativa para, según el indice de IMC que tengamos, saber en que grupo estamos:

Tabla de Indice de Masa Corporal

Valores de IMC

Clasificación

Menor de 16 Desnutrición grado 3
16 – 17 Desnutrición grado 2
17 – 18,5 Bajo Peso
18,5 – 25 NORMAL
25 – 30 Sobrepeso
30 – 40 Obesidad grado II
Mayor de 40 Obesidad Mórbida (III)

 

Los problemas del sobrepeso

Tener una vida extremadamente dejada también nos puede llevar a la obesidad mórbida (consultar la tabla de obesidad arriba) y es que tendríamos que fallar en todos los factores para llegar a ese extremo. Así si nuestro ejercicio durante la semana es cero, si nuestra alimentación se basa en comer prefabricados, frituras, grasas, bollería, azucares… y encima de una forma poco equilibrada. Saltándonos comidas, después compensándolas juntándolas todas de golpe, comiendo a deshoras, etc. Nos puede llevar a engordar e ir acumulando grasas paulatinamente hasta llegar al punto de padecer obesidad mórbida.

Los problemas asociados a la obesidad mórbida son casi innumerables. No vamos a entrar en el aspecto psicológico, y la baja autoestima que puede llegar a afectar a las personas que padecen obesidad mórbida. Los problemas reales de salud son un corazón sobre esforzado para mantener nuestra maquinaria. Nuestras expectativas de vida decrecen significativamente cuando padecemos esta enfermedad.

La hipertensión es otro de los problemas que tendremos si tenemos obesidad mórbida, así como seremos más propensos a la osteoartritis, problemas de vesícula, diabetes, etc.

Como vemos no son problemas nimios como para dejarlos pasar. Así recomendamos seguir dietas quemagrasas, controlar nuestros hábitos alimenticios y por supuesto hacer ejercicio.

La cirugía también es un remedio cuando todo lo demás ha fallado y seguimos con obesidad mórbida. Conocemos técnicas como la del bypass gástrico, el cual consiste en una reducción del estómago y la unión de este con el intestino delgado alejado del principio de este para evitar el proceso de asimilación de alimentos.