La Dieta Disociada Bien Explicada

Hablamos de la popular dieta disociada. Una dieta que, aún pasando los años, sigue estando en la boca de todo el mundo por su facilidad y ayuda para adelgazar de forma constante. A diferencia de otras dietas express que hemos hablado aquí, la dieta disociada lo que busca es crear un hábito alimenticio para ir adelgazando poco a poco, conseguir un estilo de vida saludable que nos permita estar en nuestra línea evitando el temido efecto rebote. Por ello vamos a comenzar a explicarla:

En que consiste la dieta disociada:

¿Por qué esta dieta tiene el nombre de disociada? Porque para ejercerla vamos a disociar alimentos. Es decir, vamos a combinar y eliminar aquellos alimentos que combinen -o no- entre sí, y según esa consumición, lo que comamos tendrá un efecto engordante o adelgazante. La clave y la gracia de esta dieta es que podemos comer de todo, pero siempre y cuando lo mezclemos con su ingrediente ideal.

Advertisement

Vamos a mostrar en este artículo dos ejemplos de dieta disociada. Una con grupos básicos y otra con grupos avanzados. Evidentemente a más compleja sea nuestra elección, mejor rendimiento tendremos. En el primer ejemplo solamente separaremos los alimentos en 3 grupos para que sea más sencillo asimilar la dieta disociada.

Dieta Disociada: Menú 1:

Esta tabla clasifica los alimentos por su PH, equilibrando alimentos ácidos con básicos para una mejor asimilación del organismo. El dividir en 3 grupos los alimentos, para elaborar el menú tendremos que elegir alimentos correspondientes a 2 de esos grupos. Nunca elaboraremos una receta donde haya ingredientes de los tres grupos. Esto se explica mejor de la siguiente forma:

Podremos elaborar un menú con los alimentos del grupo A y B, del B y C y del A y C, pero nunca con alimentos dentro de A, B y C.

Suponemos que en el grupo A está el arroz. En el grupo B aceite de oliva y en el C pescado. Por ello podremos preparar un plato de arroz con aceite de oliva (AB), arroz con pescado (AC) pescado con aceite de oliva (BC), pero no podremos preparar un arroz con pescado y aceite de oliva (ABC).

¿Lo tenemos más claro?

Pues vamos a ver que ingredientes componen cada grupo:

Grupo A: Cereales integrales, arroz, harina de maíz, pan, patatas, miel, azúcar, dulces, mermelada, frutas en almíbar, higos, nueces y frutos secas.

Grupo B: Aceite de oliva, mantequilla, crema, queso, aceitunas, lechuga, zanahoria, cebolla, coliflor, espinaca, arvejas, pepinos, repollo, tomates sin freir y ajo.

Grupo C: Cualquier tipo de carne, pescado, leche, huevos (sin freir), frutas cítricas como la naranja y la mandarina, sandía, melón, arándanos y tomate hervido.

Esta es la forma más sencilla y básica de hacer la dieta disociada. Si queremos, podremos elaborar menús más complicados con hasta 14 grupos de alimentos. Esto es ya recomendable para gente más experta o que prepare con antelación los platos que va a comer durante la semana, así prepararse en un cuaderno los platos que vamos a tomar durante la semana basándonos en los siguientes grupos:

Dieta disociada bien explicada: Menú 2

Vamos a complicarlo más. En la siguiente tabla tenemos 15 grupos de alimentos. Cuando queramos saber si un grupo lo podemos mezclar miramos la tabla. Si aparece SI esa combinación de alimentos nos ayudará a adelgazar. Si aparece NO esa combinación nos hará engordar. Si por el contrario aparece la M es que esos alimentos son neutros. No nos engordaran pero tampoco nos ayudarán a adelgazar. Esta es la auténtica dieta disociada:

la dieta disociada

(Hacer click en la imagen para ampliar)

Ya tenemos dos formas de realizar la dieta disociada. Si preparas los platos que vas a comer con tiempo, es muy sencillo planificarse. Imprimirse la tabla o guardar la imagen en vuestro ordenador o teléfono móvil y la noche de antes, cuando penséis ¿qué vamos a comer mañana? consultamos la tabla y quizás podemos modificar algún ingrediente que teníamos en la cabeza para, conseguir perder peso con salud.