Operación Bikini – Claves para llegar a tiempo

operacion bikini consejos

En esta entrada sobre la operación bikini no nos vamos a centrar en ninguna dieta de las muchas que hemos hablado aquí, ni en productos dietéticos ni nada por el estilo. Son unos consejos generales de alimentación sana y equilibrada que (con la combinación de ejercicio) nos puede hacer llegar a tiempo a lucir tipo este verano en la playa, la temida operación bikini ya está aquí…

Evidentemente si alguien está siguiendo una dieta y se contradice con lo aquí expuesto, sigan con su dieta actual. Todas estas reglas son para, las personas que se hayan descuidado este invierno, tengan unas sencillas reglas para dar un empujón a su meta de perder peso.

Advertisement

Consejos para la operación bikini

  • No nos vamos a prohibir ningún alimento. La clave va a estar en la variedad y moderación. Si no tenemos ninguna noción dietética y, por ejemplo decidimos eliminar radicalmente los hidratos de carbono de nuestra dieta. 1- Nos producirá un “mono” considerable y lo vamos a pasar mal y 2- El día que la ansiedad nos haga “pecar” nos pasaremos de la raya consumiendo hidratos y crearemos una desestabilización en nuestro organismo importante.
  • No descubrimos américa si decimos que la clave primordial para perder peso es ingerir menos calorías que las que consumimos. Para poder consultar cuantas calorías necesitamos al día, cualquier nutricionista nos puede hacer un cálculo basándose en nuestra edad, sexo y hábitos (trabajar sentada o de pie, etc). También podemos encontrar tablas orientativas en internet (aquí pueden leer un ejemplo). En el momento que inclinemos la balanza a gastar más que lo que ingerimos y nos habituemos a ello, bajar de peso es inevitable. La tabla de calorías es nuestra amiga.
  • ¡Sin olvidar el ejercicio! Como en el consejo anterior, una veza que equilibramos las calorias, el poquito ejercicio que hagamos dara un empujón importante a la eliminación de los kilos de más. “Yo no tengo tiempo para ejercicios ni gimnasios” ¡Ni falta que hace! Los ejercicios más efectivos para perder peso son los cardiovasculares.  Salir a andar –a paso ligero– va a consumir más calorías que estar en un gimnasio levantando pesas. Mucha gente que vive en un 3º o 4º piso, con el pequeño cambio de subir las escaleras en lugar de usar el ascensor, les ha valido para perder mucho peso.
  • Dando de lado las calorías vacías. Si queremos adelgazar ¿qué hacemos consumiendo calorías vacías? Estos son los productos que no nos aportan nada salvo calorías, es como comer una pastilla mágica que nunca te va a alimentar pero te va a engordar. La bollería industrial es la reína de estos productos. Ya no estamos en invierno que con el frío apetece un pastelito y un café en la mesa camilla. Nada. Nos olvidamos de las calorías vacías en la medida de lo posible.
  • ¡No queremos pasar hambre! Y no lo vamos a pasar en nuestra particular operación bikini. El truco es saber que comer. Muy relacionado con el punto anterior. Un ejemplo (algo exagerado, solo para ilustrar) ¿Pasarías el mismo hambre una tarde tomando un solo bollito de chocolate o comiendo un kilo de lonchas de pavo cocido? Seguramente ni nos terminásemos el kilo, acabaríamos llenas, hartas de comer. Pues ¡OH Sorpresa! Nos hemos metido menos calorías con el pavo que con el bollito. Así qué, nos olvidamos de pasar hambre. Comer con cabeza.
  • Mucho cuidado con las bebidas. De poco nos sirve controlar toda la comida del día, hacer una dieta estupenda, y luego meternos 2 litros de Coca Cola. Un caso particular que conocí: Una chica con obesidad mórbida, siempre estaba de dietas y las cumplía a rajatabla. Nunca adelgazaba ¿Que hacía diferente al resto? Nunca bebía agua. Nunca. Todas las comidas, meriendas y cenas estaban acompañadas de Fantas y Coca Colas. Le costaba un esfuerzo horrible tomarse un solo vaso de agua al día. Os podéis imaginar que daño producía eso. Todas esas bebidas son adictivas, es un hábito que, conforme lo vayamos eliminando, mejor.
  • No nos encerremos en casa por la excusa de estar a dieta. De hecho, nuestro cerebro acabará asociando la dieta a la soledad y la falta de ocio, por lo que fracasaremos una y otra vez. Claro que podemos salir de cenas con los amigos. Simplemente, como decimos en todo el artículo. Tener un poco de cabeza. No hay ningún problema en pedir un pescado a la plancha o una parrillada de verduras. No nos vayamos de cabeza al chuletón de buey con la excusa de “para un día que salgo“.
La importancia de salir con amigos para culminar la operación bikini
La importancia de salir con amigos para culminar la operación bikini
  • No saltarse las comidas. Qué importante es este punto y que poco caso le hacemos. 5 comidas al día son las mínimas que debemos hacer. Os voy a contar una pequeña metáfora (es exagerada, ya que se necesita más tiempo para esto) pero sirve para ilustrar perfectamente lo que queremos decir: Un día nos hinchamos de comer, nos pasamos, y decidimos no comer nada al día siguiente ¿sabéis como se comporta el cuerpo? Se activa un mecanismo de protección y se pone en modo de “acumulación de grasas”. Para nuestro cuerpo, el no comer, como les ocurre a todos los animales, significa que hay escasez de alimentos, y empieza a acumular grasa para prevenir esa supuesta época de escasez de alimentos. Así que el dejar de comer de forma radical provoca el efecto contrario, engordar.
  • Mejor poco a poco que perder muchos kilos de golpe. Por mucho que se acerque el final de la operación bikini, la constancia en la clave y está directamente relacionado con el punto anterior. Como hemos dichos, si al cuerpo le damos un cambio radical, nuestro organismo se puede volver en nuestra contra y actuar de forma diferente a la que queremos (el ejemplo de acumulación de lípidos para épocas de escasez). Si el cambio que hacemos es constante, nuestro cuerpo irá de la mano con nosotros hasta que entienda que vamos a perder peso para estar más sano, no porque estemos en un periodo de guerra.
  • Las emociones, los sentimientos y la comida. Una excusa muy recurrente cuando estamos pasando una mala racha emocional es pagarlo con la comida. Esa idea hay que erradicarla de la cabeza y pagarlo con cualquier otra actividad -compremos mejor un saco de boxeo 🙂 – si asociamos a nuestro cerebro la pena con la comida, a cada bajón que tengamos nos pedirá comida en cantidades industriales.
  • Nuestra amiga es el agua, tanto para la operación bikini como para el deportista de élite. Salvo en concursos de bebedores de agua, nadie se ha muerto por beber mucha agua. Los beneficios que tiene el agua son innumerables y es clave indispensable si queremos adelgazar. ¿Qué no nos gusta el sabor porque estamos enganchadas a las Fantas y demás? El truco que hago yo: Cojo una botella de 2 litros de agua, le exprimo medio limón, la meto en el congelador y cuando está escarchada la saco y viene conmigo a donde vaya. Un refresco muy rico y muy sano, y a cada golpe de sed, un sorbito a esa agua tan fresquita. Mano de santo y mucho mejor que ir abriendo latas de Coca Colas.

Si seguimos estos consejos, estaremos enseñando a nuestro cuerpo una forma excelente de ganar en salud y perder peso. Podremos completar la operación bikini con éxito y no hay ningún punto excesivamente dificultoso. ¡Feliz primavera!

Un comentario de “Operación Bikini – Claves para llegar a tiempo

  1. Pingback: Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.