Sol y Vitamina D

sol y vitamina d

La vitamina D es esencial en nuestro organismo, sobre todo en las mujeres embarazadas y los niños, ya que son dos colectivos que necesitan mayor cantidad para cubrir sus necesidades al estar en pleno proceso de formación de los huesos.

Esta vitamina tan esencial nos ayuda a que el calcio y el fósforo se fijen en nuestro organismo y no lleguemos a sufrir la temida osteoporosis, ya que este no es un mal que solo afecta a nuestros mayores como algunos piensan.  Al contrario, actualmente muchas personas sobre todo niños y adolescentes tienen carencia en esta vitamina porque no realizan una dieta rica en  huevos y lácteos o simplemente porque no toman el suficiente sol. En este caso se habla de raquitismo y tiene consecuencias en el crecimiento al no desarrollar correctamente los huesos y  dientes.

Advertisement

¿Cómo conseguir Vitamina D?

Pero no solo podemos encontrar una fuente de vitamina D en estos productos. También lo encontramos en el pescado azul (el famoso Omega 3 que tanto promocionan), en los cereales de desayuno y leches enriquecidas con esta vitamina.

Otra forma de conseguir un nivel adecuado de esta vitamina es tan sencillo con exponernos al sol durante 10-15 minutos cada día pero sin protección solar, porque sino no conseguiremos que nuestro cuerpo absorba los rayos solares. Por esta razón no se debe hacer en horas centrales y durante mucho tiempo dado que una exposición prolongada puede derivar en cáncer de piel.

La cantidad recomendada de ingesta de esta vitamina oscila entre los 15 y 20 mcg dependiendo del rango de edad y constitución. Se recomienda no rebasarlo ya que también tiene efectos negativos, entre ellos:

  • Vómitos, diarreas, estreñimiento
  • Cálculos renales
  • Daño en los riñones, hígado y corazón
  • Inapetencia
  • Confusión

Lo mejor en todo caso es consultar al médico y seguir una dieta variada con algo de ejercicio , como recomendamos siempre aquí, para conseguir unos huesos fuertes y evitar sufrir dolores musculares.